Últimas noticias

En imágenes, los besamanos de las Esperanzas

Día 18 de diciembre. La ciudad vive las vísperas de la Navidad con la emoción que cada año inunda la festividad de Nuestra Señora de la Esperanza. Sevilla sabe de que va eso, por eso desde la medianoche los actos y cultos en torno a la devoción más bonita y universal de los católicos estuvieron presente. Del arco hasta el puente, pasando por La Ronda y la periferia. La Esperanza lo es todo siempre, y es lo último que se pierde. 

Desde primeras horas de la mañana, las colas para acudir a los distintos besamanos eran interminables. Ríos de gente, venidos desde distintos puntos de la ciudad y de Andalucía, incluso de fuera, para depositar los besos de amor que cada año reciben las Sagradas Imágenes bajo la advocación de Esperanza, O, u Expectación. 

En la basílica de La Macarena, y de manera ininterrumpida sellaron a cabo cinco jornadas de besamanos que dan cuenta de la magnitud de la devoción. La Virgen de la Esperanza, con un montaje majestuoso estaba a los pies del altar para encontrarse con sus fieles hermanos y devotos Es el inicio de la Navidad sevillana, de los días del sentimiento y del gozo. Algo para vivir una vez en la vida al menos, o todos los años si se puede. 

Fotografías: Luis Selvático, Antonio Gálvez, Iván Núñez y Rocío Cobaleda.

En Triana, la Esperanza recibió los cánticos de su coro, que la arroparon durante las vigilias que se celebraron en su honor. Y de nuevo, las colas a lo largo de la calle Pureza, hasta el Altozano, en una jornada que es una fiesta en El Barrio, y que congrega cada año a miles de personas en torno a la devoción de la Esperanza de Triana. 

Fotografías: Luis Selvático, Antonio Gálvez, Iván Núñez y Rocío Cobaleda.

Al otro lado, en la Calle Castilla, la Virgen de la O también se encontraba de besamanos como cada año. Sabor añejo y puro de barrio que se conjuga en un besamanos muy concurrido y que tiene esa esencia trianera que la corporación desprende. 

Fotografías: Luis Selvático, Antonio Gálvez, Benito Álvarez, Iván Núñez y Rocío Cobaleda.

Ya por La Ronda, la Virgen de la Esperanza de la Trinidad también amanecía en el día de su onomástica con un montaje elegante y sobrio para empezar sus días de culto. 

Fotografías: Benito Álvarez y Rocío Cobaleda.

La Virgen de Gracia y Esperanza de San Roque también estuvo en la capilla expuesta en devoto besamanos, para seguir celebrando la festividad de la dolorosa del domingo de ramos. 

Fotografías: Luis Selvático, Antonio Gálvez, Benito Álvarez, Miguel Ángel Suárez García e Iván Núñez.

La Virgen del Sol, en la parroquia de San Diego de Alcalá del barrio del Plantinar y la Divina Enfermera también estuvieron de besamanos.

Fotografía: Benito Álvarez, Luis Selvático y Miguel Ángel Suárez García.

About Alberto Espinosa (82 Articles)
Redactor en De Nazaret a Sevilla. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Periodista. Twitter: bertieespinosa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: