Últimas noticias

En imágenes, el cuarto fin de semana de febrero

Sevilla cuenta ya las horas para que una nueva Cuaresma anuncie el tiempo de pasión. El calendario litúrgico llegaba a su fin con unas jornadas calurosas y con cultos muy señalados en este tiempo. El Viernes, en el entorno de San Nicolás de Bari, la Hermandad de La Candelaria organizó su tradicional viacrucis. Un ejercicio de belleza al contemplar el nazareno en sus andas sobre un monte de claveles rojos, y entre las calles estrechas de su collación.

En Triana, el Nazareno de la O era trasladado en el interior del templo para sus cultos. Unas escenas que recordaban a otros tiempos. Penumbra y a la Luz de las velas, que los hermanos de la calle Castilla saben imprimir con su sello del viejo arrabal.

En San Lorenzo, la Virgen de la Soledad estuvo de besamanos, en un altar elegante en el interior de su capilla, y con majestuoso atuendo. La próxima vez que la Imagen esté en devoto besamanos, será el Viernes de Dolores.

Fotografías: Jesús Barco y Benito Álvarez.

La Hermandad de Los Panaderos también celebraba su traslado a la iglesia de La Misericordia, donde anualmente reciben sus cultos principales los Titulares. Dicho traslado se realizaba en la noche del sábado, luciendo el Señor la túnica bordada que tantos añoramos cada Miércoles Santo.

En el apartado de besapiés, hay que destacar tres que se celebraron, y que tuvieron el sello añejo que sus corporaciones siempre saben imprimir a tan devota exposición.  En la calle Recaredo, la Hermandad de Los Negritos celebró el besapiés del Cristo de la Fundación. Y en La Anunciación, el Nazareno con la Cruz al hombro de la Hermandad Del Valle estaba para el encuentro con hermanos y feligreses. Y de nuevo, en San Nicolás, el Nazareno de la Candelaria estaba de besapiés después de su culto externo dos mas antes.

Fotografías: Jesús Barco, Luis Selvático y Benito Álvarez.

Para finalizar cabe destacar el besamanos del Señor de la Misericordia del Baratillo, un besapiés intimista y recogido donde cada persona podría olvidar los problemas y pasar un rato en un ambiente de otro tiempo. Además cabe destacar que en la jornada del sábado finalizaba el septenario de la Hermandad de la Amargura, corporación que montó un gran altar para su titular mariana.

Fotografías: Javier Montaño.

About Alberto Espinosa (85 Articles)
Redactor en De Nazaret a Sevilla. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Periodista. Twitter: bertieespinosa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: