Últimas noticias

Marcelino Manzano: «Me consta que el Consejo trabaja para que en el Martes Santo todo vuelva a su cauce»

Marcelino Manzano, delegado diocesano de hermandades y cofradías de Sevilla. / Manuel Jesús Pérez.

La gran cantidad de imágenes y obsequios que decoran el despacho de Marcelino Manzano reflejan el paso del tiempo. Camino de su sexto año al frente de la delegación diocesana de hermandades y cofradías de Sevilla, agradece a Dios trabajar para las 577 hermandades que forman parte de la Archidiócesis. Testigo de primera mano del trabajo del Consejo, Marcelino Manzano elogia la labor de la junta superior que lidera Francisco Vélez y confía en que en breve se solucione el foco de tensión que se ha abierto con la Hermandad de San Esteban.

Cuestionado sobre Gonzalo Queipo de Llano y la polémica que rodea a La Macarena, Marcelino Manzano asegura que la imagen de la hermandad no debe verse dañada y recuerda que tanto la Iglesia como la corporación están cumpliendo con la ley.

Va camino de los seis años al frente de la delegación diocesana de hermandades y cofradías, ¿algún ‘logro’ del que se sienta especialmente orgulloso?

Quedé muy contento por cómo se celebró el Año Jubilar de la Misericordia. Eso sí, más que nada me llena el día a día, esa hermosa cotidianidad de las hermandades, que vayan cumpliendo sus fines. Veo un crecimiento en la sensibilidad con la formación. También estoy contento por cómo se han acogido las normas diocesanas y el decreto de las salidas extraordinarias. Creo que poco a poco los cofrades se están intentando autorregular para que no haya un número excesivo de salidas. Ellos eran los que entendían que, de alguna manera, había que regularlo.

Una vez que Francisco Vélez ha superado el año al frente de la junta superior del Consejo, parece que se puede afirmar que la organización poco a poco recobra la estabilidad y el prestigio.

Sí, también estoy muy contento con la labor del Consejo, creo que Francisco Vélez está llevando a cabo el trabajo con muchísima dedicación, generosidad y teniendo las ideas muy claras. Además, está rodeado de un equipo unido y cohesionado que le tiene mucho amor a las hermandades y a la Iglesia. Está haciendo una labor importantísima más allá de las cuestiones relacionadas con los horarios e itinerarios de la Semana Santa, que es lo que tiene más repercusión. Por ejemplo, está haciendo una labor muy grande en formación con los jóvenes cofrades. Incluso en cuestiones más invisibles, están ayudando a cohesionar y a que haya fraternidad en las propias hermandades.

Un termómetro que ayudar a medir su trabajo es el hecho de que la critica negativa en torno a la organización ya no es tan grande como en los últimos años.

Con anteriores juntas superiores del Consejo ya nos propusimos tener los deberes hechos antes del Miércoles de Ceniza y que la Cuaresma se dedicará a vivirla. Hay años que se ha hecho mejor que otros. Es cierto, parece que hay menos conflictividad en las cuestiones relacionadas con los horarios e itinerarios porque el Consejo y las hermandades están trabajando bien. Vamos trabajando para que todas las jornadas discurran en serenidad y que los problemas que puedan existir se solucionen sin tanta tensión; es decir, como hermanos.

Me afirma que unos años mejor que otros. Para este 2020 aún hay cuatro jornadas que siguen sin solucionarse: ¿le transmite la Iglesia cierta preocupación al Consejo o simplemente actúa como un mero sujeto pasivo en temas de horarios e itinerarios?

No sé si la palabra sería la de sujeto pasivo. La autoridad eclesiástica delega estas cuestiones más técnicas en los entendidos en la materia, que es el Consejo, en el que siempre hemos tenido una confianza plena a la que se ha ido respondiendo por parte de las distintas juntas superiores. Siempre va a haber algún problema porque la Semana Santa es muy compleja: cada vez hay más nazarenos y el tiempo es el que es. Pero también hay buena voluntad para intentar llegar a acuerdos. Creo que no debo meterme en aspectos técnicos, aunque si hubiera que hacerlo se haría. Siempre le transmito al Consejo que todo lo que se haga sea buscando la paz, la unidad y la fraternidad. Claro, hago una labor de acompañamiento, que es mi tarea en el Consejo: ser como su director espiritual.

Ya el curso pasado me comentó que hay jornadas cuyos problemas no se pueden alargar en el tiempo, pero las posibles soluciones se siguen postergando.

Claro, en estas cuestiones lo ideal sería que ya no hubiese conflictos, pero hay que tocar muchas teclas y tener en cuenta muchos factores. Lo ideal es que los problemas no se prolonguen, pero a veces no queda más remedio que ser pacientes.

«Parece que hay menos conflictividad en las cuestiones relacionadas con los horarios e itinerarios porque el Consejo y las hermandades están trabajando bien. El fin es que los problemas que puedan existir se solucionen sin tanta tensión»

Marcelino Manzano, delegado diocesano de hermandades y cofradías de Sevilla. / Alberto Calero.

Quizá el gran paradigma de las fricciones que surgen entre las hermandades fue la carta a sus hermanos de Jesús Bustamante, hermano mayor de San Esteban, ¿cómo le sentó?

Con cierto disgusto. Entiendo a la Hermandad de San Esteban y a su hermano mayor, Jesús Bustamante, al que aprecio personalmente. Con pena por ver que hay un disgusto en la corporación, una situación que les causa desasosiego. Son manifestaciones públicas que se dicen porque el corazón ya rebosa por el disgusto, pero poco a poco se está volviendo a la senda de la unidad. Me consta que el Consejo trabaja para que San Esteban, como el resto de hermandades, tenga el mejor encaje en el Martes Santo. Todo está volviendo a su cauce.

Quizá, la Hermandad de la Macarena es el máximo exponente de la Iglesia de Sevilla. ¿Piensa que el hecho de que Gonzalo Queipo de Llano esté enterrado en la basílica daña la imagen tanto de la corporación como de la Iglesia?

Es una cuestión que está planteada y que la hermandad -como propietaria de la basílica- está afrontando, está dando los pasos conducentes a intentar que haya una solución satisfactoria. La corporación está cumpliendo escrupulosamente la legislación, por lo que en ese sentido no hay nada que reprochar. Sinceramente, la ingente labor que hace La Macarena en culto, caridad, juventud y la vida litúrgica y espiritual que tiene la basílica no debería verse eclipsada por una cuestión que está ahí abierta y que tendrá su conclusión más tarde o más temprano. Consideraría injusto que este hecho eclipsara la imagen de la Iglesia de Sevilla en general. Desde ciertos sectores se está alimentando una polémica cuando tanto la hermandad como la Iglesia cumplen con la ley escrupulosamente. 

Al margen de cumplir con la ley, ¿no cree que, teniendo en cuenta los valores que desprende la Iglesia, es más una cuestión moral?

No tengo ni conocimientos ni criterios para hacer un enjuiciamiento tan radical de Gonzalo Queipo de Llano. Lo que sí le puedo decir es que la Iglesia es sensible al sentir de todos sus fieles y, en ese sentido, estoy seguro de que se encontrará una solución.

Las salidas extraordinarias y los cultos externos se regularon, pero, aun así, sigue pareciendo que hay muchos.

Porque hay muchísimos cultos en las reglas de las hermandades y muchas corporaciones; por lo tanto, la excepcionalidad también es grande. Es decir, las coronaciones canónicas, los aniversarios e, incluso, los actos de especial relevancia eclesial son numerosos porque tenemos mucha vida. Además, hay muchos cultos ordinarios que son externos. Sí hago un llamamiento a las hermandades y a la propia Iglesia para hacer una autorregulación y ver si son necesarios tantos cultos. Por ejemplo, la Hermandad de la Macarena ha considerado que no era necesaria una salida extraordinaria con la Virgen con motivo de su aniversario fundacional por unas razones que los hermanos entienden perfectamente. Pero ya le digo, somos muchas hermandades y es lógico que haya muchas efemérides. También es cierto que antes eran pocas las corporaciones que tenían viacrucis o rosario, mientras que ahora muchísimas tienen ambos cultos. Nosotros aún no hemos limitado esas propuestas que hacen las hermandades en sus reglas, estamos regulando lo extraordinario.

Entre el mes de octubre y de noviembre vamos a vivir un acontecimiento histórico: el Señor del Gran Poder va a visitar parte de la Sevilla más desfavorecida. ¿Qué va a significar?

Va a suponer la cercanía de Dios para muchas personas que se sienten alejadas de Él y de los hombres; es decir, de la ciudad. La Ronda del Tamarguillo puede suponer una barrera social enorme. La visita del Gran Poder comenzó hace varios meses con la presencia de la hermandad haciendo una misión en esas parroquias. Lo que ocurre es que la presencia de la imagen del Gran Poder, con toda la fuerza que desprende, va a ser como una irrupción de la misericordia de Dios en muchas personas. La hermandad está marcando un modelo a seguir: identificar una periferia, actuar y también acudir con la presencia de la imagen devocional que sea.

Los diferentes delegados diocesanos de hermandades y cofradías de Andalucía estabais inmersos en la preparación de unos criterios comunes respecto a las coronaciones canónicas, salidas extraordinarias y erección de nuevas hermandades: ¿en qué punto se encuentra el proyecto?

A petición de los obispos del sur, los delegados de hermandades y cofradías de Andalucía hemos hecho una propuesta en torno a esas cuestiones que ya está en manos de los obispos. Ellos verán si esos criterios se siguen, si se siguen de forma conjunta en toda Andalucía o si cada obispo en su diócesis lo adapta a su legislación. En Sevilla lo único que no tenemos es una normativa jurídica para las coronaciones canónicas, pero sí unos criterios pastorales que son los que llevamos a cabo para evaluar las peticiones. En ninguno de los tres aspectos que hemos tratado, el proyecto va a ser especialmente novedoso porque tanto en Sevilla como en las demás diócesis tenemos bastante claras y en común las ideas. No será muy distinto de lo que ya hacemos en Sevilla.   

«La visita del Gran Poder a parte de la Sevilla más desfavorecida va a suponer la cercanía de Dios para muchas personas que se sienten alejadas de Él y de los hombres. La Ronda del Tamarguillo puede suponer una barrera social enorme»

Marcelino Manzano, delegado diocesano de hermandades y cofradías de Sevilla. / Alberto Calero.

Creo que no le han hecho nunca esta pregunta: ¿qué le parece que se rompa con la iconografía de algunas imágenes por cuestiones de estética o gusto personal?

El fin primordial de la imagen es que sea vehículo para la oración y la santificación de los fieles, que se identifican con Cristo y con la Virgen. Ahí tiene mucho que decir el director espiritual de cada hermandad, que es el que tiene que dar el visto bueno a estas cuestiones de culto. Estas cosas hay que evaluarlas. Debo entender que todos los cambios que se hacen son para buscar una mayor devoción en los fieles. Si las motivaciones son meramente estéticas o historicistas, pues no es suficiente.

Por ejemplo, algo que llama mucho la atención es el uso de las túnicas de color blanco por parte de ciertas hermandades.

El tema del color de las túnicas es objetivo, depende, entre otros factores, del tiempo litúrgico. Por ejemplo, ¿debería un nazareno salir en Cuaresma con túnica blanca? No debe ni por criterios históricos del evangelio ni por criterios litúrgicos. Pero, ¿un nazareno puede ser vestido de blanco en un momento determinado durante la época de Pascua manifestando el triunfo de Cristo? Ahí ya depende, cada caso hay que verlo. ¿Cuál es el fin de la Semana Santa? Proclamar el misterio de la muerte y resurrección del Señor y, para ello, se utilizan los atributos, los colores de las túnicas… Las imágenes no son muñecos, sino vehículos de la devoción.

Se ‘jubila’ el arzobispo don Juan José Asenjo, parece que al final las hermandades y él se han entendido.

Sí, las hermandades y los fieles en general se han abierto más a su obispo. A veces escucho que el arzobispo se ha adaptado y no, él siempre ha sido fiel a su ministerio y a sus criterios, que siempre han sido de servicio, de atención y cariño a las hermandades. Al principio, por ciertos detalles, hubo algunas reticencias; pero desde el primer momento que las hermandades comenzaron a establecer contacto con su arzobispo, se han abierto a su pastor, quien es bueno, fiel y que, eso sí, tiene criterios claros. Don Juan José y su obispo auxiliar, don Santiago Gómez Sierra, están constantemente en las hermandades. Hay una relación muy cordial, como no podía ser de otra manera. Como viene manifestando públicamente, él se va a marchar satisfecho.

Aparentemente todo sigue igual con la asociación de fieles del Cristo de los Desamparados del Santo Ángel. ¿Ha habido un dialogo fluido entre el arzobispado y el grupo durante este año?

Al no ser una asociación que forme parte de la delegación de hermandades y cofradías, esos temas los lleva directamente el vicario general. Es una cuestión de disciplina de culto que corresponde a Teodoro León. Por las noticias que tengo, ese grupo de fieles que se encuentra en el convento del Santo Ángel está funcionando y va a celebrar el rezo del viacrucis con el Cristo de los Desamparados porque no es conveniente que este culto adquiera una forma similar a las cofradías que salen en Semana Santa. Imagino que este grupo estará creciendo en la fe, en la santidad y en la espiritualidad. Con la delegación de hermandades no se han puesto en contacto porque no tienen por qué hacerlo; nosotros tenemos el contacto con los grupos de fieles que han iniciado un proceso para ser erigidos como hermandades de la Archidiócesis de Sevilla.

Para finalizar, ¿qué mensaje le gustaría transmitir a los cofrades de cara a la Cuaresma?

Que aprovechemos espiritualmente este tiempo tan bonito que nos ofrece la Iglesia, que los cultos de las hermandades -tanto los internos como los externos- nos van a ayudar y que vivamos con autenticidad cristiana la Semana Santa que se acerca.

Vídeo: Alberto Calero.
About Fran Delgado (198 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: